Nacionales e internacionales

“Se acerca su liberación” (Lc 21,25-28.34-36): La Palabra del Domingo.

LA PALABRA DEL DOMINGO

I Domingo. Tiempo de AVIENTO. Ciclo C

loading...

Color: MORADO

28 de noviembre de 2021

Primera Lectura: Jr 33,14-16
Lectura del libro de Jeremías

«Miren que llegan días -oráculo del Señor- en que cumpliré la promesa que hice a la casa de Israel y a la casa de Judá.
En aquellos días y en aquella hora, suscitaré a David un vástago legítimo, que hará justicia y derecho en la tierra. En aquellos días se salvará Judá, y en Jerusalén vivirán tranquilos, y la llamarán así: “Señor-nuestra-justicia”.»

Palabra de Dios

Salmo Responsorial: 24,4bc-5ab.8-9.10 y 14
R/. A ti, Señor, levanto mi alma.

Señor, enséñame tus caminos, instrúyeme en tus sendas: haz que camine con lealtad; enséñame, porque tú eres mi Dios y Salvador. R/.
El Señor es bueno y es recto, y enseña el camino a los pecadores; hace caminar a los humildes con rectitud, enseña su camino a los humildes. R/.
Las sendas del Señor son misericordia y lealtad para los que guardan su alianza y sus mandatos. El Señor se confía con sus fieles y les da a conocer su alianza. R/.

Segunda Lectura: 1 Tes 3,12-4,2
Lectura de la primera carta de san Pablo a los Tesalonicenses

Hermanos: Que el Señor los colme y los haga rebosar de amor mutuo y de amor a todos, lo mismo que nosotros los amamos. Y que así los fortalezca internamente, para que, cuando Jesús, nuestro Señor, vuelva acompañado de todos sus santos, se presenten santos e irreprensibles ante Dios, nuestro Padre.
Para terminar, hermanos, por Cristo Jesús les rogamos y exhortamos: Han aprendido de nosotros cómo proceder para agradar a Dios; pues procedan así y sigan adelante. Ya conocen las instrucciones que les dimos, en nombre del Señor Jesús.

Palabra de Dios

Evangelio: Lc 21,25-28.34-36
Lectura del santo evangelio según san Lucas

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Habrá signos en el sol y la luna y las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, enloquecidas por el estruendo del mar y el oleaje. Los hombres quedarán sin aliento por el miedo y la ansiedad ante lo que se le viene encima al mundo, pues los astros temblarán. Entonces verán al Hijo del hombre venir en una nube, con gran poder y majestad. Cuando empiece a suceder esto, levántense, alcen la cabeza: se acerca su liberación.
Tengan cuidado: no se les embote la mente con el vicio, la bebida y los agobios de la vida, y se les eche encima de repente aquel día; porque caerá como un lazo sobre todos los habitantes de la tierra. Estén siempre despiertos, pidiendo fuerza para escapar de todo lo que está por venir y manténganse en pie ante el Hijo del hombre.»

Palabra del Señor


“Se acerca su liberación” (Lc 21,25-28.34-36)

Hoy celebramos el Primer Domingo de Adviento y con él iniciamos el Ciclo C del Año Litúrgico.
El Adviento es tiempo que nos prepara para recibir a Cristo. Ya el profeta Jeremías nos adelanta la promesa hecha por el Señor a las casas de Israel y de Judá de que “un vástago legítimo de la estirpe de David ejercerá la justicia y el derecho en la tierra” y que en Jerusalén se vivirá en tranquilidad.
San Pablo, en su carta a los Tesalonicenses, les desea ser colmados del amor de Dios. Así debemos nosotros recibir hoy este mensaje, para que fortalecidos en el amor y procediendo como le agrada a Dios, nos encuentre Jesús santos e irreprochables el día de su venida gloriosa.
Así debe Cristo encontrarnos: “SANTOS E IRREPROCHABLES”.
Este tiempo de Adviento debe ser un tiempo para ir preparando nuestro corazón y ofrecerlo para recibir a Cristo, para que nazca en él. Pablo les dice a los tesalonicenses: “ya conocen las instrucciones que les dimos”. ¿Y tú y yo, las conocemos? No basta conocerlas. ¡Hay que ponerlas por obras!
Cristo ha de traernos “justicia y derecho en la tierra”. Pero mientras Él llega somos nosotros quienes debemos estar actuando con justicia!
Actuar con justicia nos pone en contacto con el bien común. Estamos llamados a mirar hacia nuestro interior y reflexionar cómo me valoro personalmente, para luego reflexionar si soy justo con los demás, si cumplo con mis obligaciones laborales y soy leal a mis colaboradores o a mi empleador. Si soy justo con Dios, si no lo culpo de mis pesares, si no quiero manejarlo a mis antojos.
“Justicia y derecho en la tierra” es luchar por acabar con la pobreza y la desigualdad que se vive en nuestra sociedad. Vivir el amor es lo que nos acercará a la santidad, ser santos nos convertirá en personas irreprochables.

Jesús nos alerta sobre los signos que precederán su venida gloriosa y concluye diciéndonos: «cuando empiece a suceder esto, levántense, alcen la cabeza: se acerca su liberación».
La venida de Cristo es el anuncio de nuestra “liberación”. Pero para ser “liberados” deberemos pertenecer al grupo de sus elegidos: los “santos e irreprochables”. Para esto, el mismo Jesús nos dice: «Tengan cuidado: no se les embote la mente con el vicio, la bebida y los agobios de la vida, …Estén siempre despiertos, pidiendo fuerza para escapar de todo lo que está por venir y manténganse en pie ante el Hijo del hombre.»
Jesús sabe muy bien que las distracciones de la vida nos vuelven insensibles y nos hacen mostrar ajenos a los sufrimientos de la gente. Jesús nos invita a orar. La oración constante es un medio muy importante para no perder la presencia del Espíritu. La oración nos ayuda a profundizar en nosotros la conciencia de la presencia de Dios en medio de nosotros y así sacar las fuerzas para enfrentar las situaciones difíciles.
Repitamos lo que nos dice el salmo de hoy: “Señor, enséñame tus caminos, instrúyeme en tus sendas: haz que camine con lealtad; enséñame, porque tú eres mi Dios y Salvador.”
¡Ayúdanos, Señor, a ser santos e irreprochables en nuestra FAMILIA y actuar con justicia honrando a nuestro padre y a nuestra madre! ¡Qué así sea!

“Que el Dios de la Vida te colme con su alegría y con su paz y te conceda la salud” ✍

@sabanetaprimero. 829-856-9362 El Whatsapp que te mantiene informado, agrégalo para que te lleguen las noticias al instante o simplemente para hacer noticia un hecho que ocurra en tu sector.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: