Nacionales e internacionales

“El sábado se hizo para el hombre y no el hombre para el sábado”: La palabra del martes.

REFLEXIONANDO LA PALABRA

Mares, II Semana. Tiempo Ordinario

loading...

“El sábado se hizo para el hombre y no el hombre para el sábado”

Color: VERDE o BLANCO

18 de enero de 2022

Feria o Memoria de la Virgen María

Primera Lectura: I Sam 16,1-13
Lectura del Primer libro de Samuel

En aquellos días, dijo el Señor a Samuel: “¿Hasta cuándo vas a estar lamentándote por Saúl, si Yo lo he rechazado como rey de Israel? Llena, pues, tu cuerno de aceite y vete”. Voy a enviarte a Jesé de Belén, porque de entre sus hijos un rey para mi”.
Samuel contestó: «¿Cómo voy a ir? Si se entera Saúl, me mata.»
El Señor le dijo: «Llevas una novilla y dices que vas a hacer un sacrificio al Señor. Convidas a Jesé al sacrificio, y yo te indicaré lo que tienes que hacer; me ungirás al que yo te diga.»
Samuel hizo lo que le mandó el Señor. Cuando llegó a Belén, los ancianos del pueblo fueron ansiosos a su encuentro: «¿Vienes en son de paz?»
Respondió: «Sí, vengo a hacer un sacrificio al Señor. Purifíquense y vengan conmigo al sacrificio.»
Purificó a Jesé y a sus hijos y los convidó al sacrificio. Cuando llegó, vio a Eliab y pensó: «Seguro, el Señor tiene delante a su ungido.»
Pero el Señor le dijo: «No te fijes en las apariencias ni en su buena estatura. Lo rechazo. Porque Dios no ve como los hombres, que ven la apariencia; el Señor ve el corazón.»
Jesé llamó a Abinadab y lo hizo pasar ante Samuel; y Samuel le dijo: «Tampoco a éste lo ha elegido el Señor.»
Jesé hizo pasar a Samá; y Samuel le dijo: «Tampoco a éste lo ha elegido el Señor.»
Jesé hizo pasar a siete hijos suyos ante Samuel; y Samuel le dijo: «Tampoco a éstos los ha elegido el Señor.»
Luego preguntó a Jesé: «¿Se acabaron los muchachos?» Jesé respondió: «Queda el pequeño, que precisamente está cuidando las ovejas.» Samuel dijo: «Manda por él, que no nos sentaremos a la mesa mientras no llegue.» Jesé mandó por él y lo hizo entrar: era de buen color, de hermosos ojos y buen tipo.
Entonces el Señor dijo a Samuel: «Anda, úngelo, porque es éste.» Samuel tomó la cuerna de aceite y lo ungió en medio de sus hermanos. En aquel momento, invadió a David el espíritu del Señor, y estuvo con él en adelante. Samuel emprendió la vuelta a Ramá.

Palabra de Dios

Salmo Responsorial: 88,20.21-22.27.28
R/. Encontré a David mi siervo.
Un día hablaste en visión a tus amigos: «He ceñido la corona a un héroe, he levantado a un soldado sobre el pueblo.» R/.

«Encontré a David, mi siervo, y lo he ungido con óleo sagrado; para que mi mano esté siempre con él y mi brazo lo haga valeroso.» R/.

«Él me invocará: «Tú eres mi padre, mi Dios, mi Roca salvadora»; y yo lo nombraré mi primogénito, excelso entre los reyes de la tierra.» R/.

Evangelio: Mc
Lectura del Santo Evangelio según san Marcos

Un sábado Jesús iba caminando entre los sembrados, y sus discípulos comenzaron a arrancar espigas al pasar. Entonces los fariseos le preguntaron: “¿Por qué hacen tus discípulos algo que no está permitido hacer en sábado?”.
Él les respondió: “¿No han leído acaso lo que hizo David una vez que tuvo necesidad y padecían hambre él y sus compañeros? Entró en la casa de Dios, en tiempos del sumo sacerdote Abiatar, comió de los panes sagrados, que sólo podían comer los sacerdotes, y les dio también a sus compañeros”.
Luego añadió Jesús: “El sábado se hizo para el hombre y no el hombre para el sábado; así que el Hijo del hombre es señor también del sábado”.

Palabra del Señor


“El sábado se hizo para el hombre y no el hombre para el sábado”
La ley y las normas de las sociedades tienden a ser para el bienestar del hombre. Pretenden, por lo general beneficiar y crear un ambiente de sana convivencia y justicia. Sin embargo, el legalismo y el deseo casi intransigente conduce a imponer normas que favorecen los intereses de un grupo o minoría por encima del bien común. Eso siempre daña. El sábado, institución respetada por Jesús y por todo judío, llegó a primar, pero de manera exagerada. La norma había tomado primacía hasta por encima del bienestar del hombre: “El sábado se hizo para el hombre y no el hombre para el sábado.” La ley se había superpuesto al hombre” y, por eso, Jesús hoy entra en conflicto con los fariseos una vez más.
Es el Señor que no “se fija en las apariencias” como lo hacen los hombres, sino que “se fija en los corazones”, en el sufrimiento y en las necesidades del hombre. La primera lectura nos introduce en lo realmente importante: el corazón de las personas. Samuel es llamado a elegir un nuevo rey. Saúl, debido a sus tantas limitaciones, no ha podido dirigir los destinos del pueblo. Llega, pues Samuel, enviado por el Señor, a casa de Jesé para ungir al nuevo rey. Pero sorpresa se lleva Samuel. Dios no elige al mayor y experimentado, al más alto y fuerte, o a ninguno de los que hubiéramos seleccionado nosotros. Dios deposita su mirada en el corazón del más débil, joven y pequeño David. Hoy es la unción del gran rey David quien vencerá a los filisteos, quien unificará política y territorialmente al pueblo.
Los pensamientos de Dios distan tanto de los nuestros. Hoy se nos invita a mirar al interior del corazón de las personas para descubrirlas. Se nos motiva a poner en primer lugar al hombre y a dejarnos guiar por todo cuanto hace y desea Dios de nosotros. Pensar como Dios, entonces, es ser capaz de mirar lo que los ojos no pueden ver, sentir el palpitar del corazón de los que menos poseen y dar de comer para que viva cada persona en dignidad y justicia. Ninguna normativa social o religiosa deberá primar por encima de lo más importante: nosotros los hijos de Dios.

(Guía Mensual)

“Que Dios llene de paz tu casa y te bendiga grandemente, Él que vive y ama por los siglos de los siglos. Amén” ✍

@sabanetaprimero. 829-856-9362 El Whatsapp que te mantiene informado, agrégalo para que te lleguen las noticias al instante o simplemente para hacer noticia un hecho que ocurra en tu sector.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: